El peruano de hoy ya no solo busca un buen producto, sino que la experiencia sea la esperada.