Empresarios peruanos buscan cerrar negocios por más de US$ 25 millones en el país azteca.