A poco más de una semana de que la llama olímpica brille sobre la capital japonesa