Publicación destaca destinos turísticos del norte peruano, como opciones alternativas a Machu Picchu