Gracias al alza de la producción nacional y al protocolo fitosanitario con China.