Son áreas creadas para proteger el hábitat de una especie o comunidad de flora y fauna.