El sabor de nuestros condimentos difícilmente puede encontrarse fuera de las fronteras.